miércoles, 19 de agosto de 2015

Microcuento de terror

El frío roce del acero comenzaba a recorrerle el estómago, sentía la presión y como lentamente su piel cedía ante el filo -Moriré de agonía- pensó
Publicar un comentario

Popular Posts

Like us on Facebook

Flickr Images