domingo, 31 de agosto de 2014

Monstruo

-Recién he llegado Queretaro, me han dado la plaza que he buscado por años. He terminado de instalarme en la casa que rento, es hora de comer. Doblo en la esquina, hay un señor entrado en años,  errabundo, sucio, su cabellos grises, están adornados por hojas secas como en una corona de flores.   
Al verme, vocifera irritado-Largo!  largo!  bestia  inmunda,  regresa al hoyo del que saliste- 
Camino hacia el, se mueve rápidamente, intento tomarlo del hombro, para ver que le pasa.
- Aléjate, ¡no me comerás!-


Publicar un comentario

Popular Posts

Like us on Facebook

Flickr Images