jueves, 27 de enero de 2011

En la zona más septentrional de la tierra de fuego hay una tierra de difícil acceso por la necesidad de atravesar en un conjunto de islotes si no se desea atravesar por el brusco protector de punta gamero en el que el viento levanta una espesa nube de polvo de blanco entre ráfagas que adolecen de voluntad orilladas a navegar a través de protectorado.

Aquel estrecho formado por los islotes y este sol arisco me orillan a tomar una taza de café, la única que mantiene mis esperanzas latentes que en la siguiente inhalación he de llevarme conmigo.
Publicar un comentario

Popular Posts

Like us on Facebook

Flickr Images