lunes, 29 de septiembre de 2008

El parque de las trampas disímiles

Caminando por un parque observas a una pareja, les ves caminar e instantes después, desaparecen. Esto ocurre cuando 2 enamorados discurren sentimientos por el parque, al llegar a un circulo trazado con el césped; entran sin saberlo una mala broma o tal vez en la búsqueda de equilibrio ante la negación de si mismo... caminan unos centímetros antes de golpear la pared (cilíndrica e invisible). Al reaccionar sus cuerpos dejan de estar en contacto. La trampa los obliga a verse directamente a los ojos; en ese instante son congelados para el de eternidad. Por un instante, la trampa crea una ilusión compartida proveyendoles felicidad momentánea, una sonrisa se tatúa en sus rostros... la ultima.
Comparten cada pensamiento sin excepción, sienten el rose del viento y quizá muy distante algún sonido. Cada pareja que entra en ella parece pertenecer a otra realidad, si pudiéramos preguntarle a la trampa y esta respondiese nos diría que hay miles de parejas q sin saberlo... no estan solas en su dolor y sufrimiento... lo único que los limita es...

4 comentarios:

Gustavo Tisera dijo...

MUY BUENO! La última vez que me topé con uno de esos círculos fue con la mujer con la que finalmente me casé. Esos círculos son muy malditos y traicioneros, ja! Un saludo!

©Claudia Isabel dijo...

...la imaginación es el límite
saludos desde Buenos Aires

Mariel Ramírez Barrios dijo...

La rutina.
----------------------
Una vez superado el impacto
la necesaria soledad de a dos dentro de la burbuja de cristal los obliga a mirarse todo el tiempo
Luego de alguno,el contacto fìsico desaparece
o las posibilidades
o las ganas
o el aburrimiento
Y es ahí ,por fin
cuando la magia del parque se termina.
Hay que tener cuidado con las paredes que uno construye de a dos
Aunque sean de cristal
pueden asfixiar casi todo.
Saludos!!!

Anónimo dijo...

Gran post. No se puede esperar a leer los siguientes:)

Popular Posts

Like us on Facebook

Flickr Images